miércoles, 25 de diciembre de 2013

Tarta de sandía



Jabón-tarta con propiedades hidratantes.
El peso de cada porción es de aproximadamente 90 gramos.

Lleva aceite de oliva, aceite de coco, manteca de cerdo, hidróxido de sodio, aceite de girasol, manteca de cacao, cera de abejas, ácido esteárico, aceite de rosa mosqueta, jabón de glicerina, aroma de sandía (huele como a chicle de sandía) y colorante rojo.

Sobreengrasado: 10%.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Hidrolato de hierbabuena



Este hidrolato aplicado, por ejemplo con un spray, a cualquier hora del día relaja y refresca la piel. Y con lo bien que huele yo me atrevo a decir que también la mente. ;)

Jabón líquido facial especial para piel grasa




Algo fundamental para tratar la piel grasa es la limpieza. La piel tiene que estar siempre limpia para así evitar que el sebo tape los poros, se infecten y se produzca acné. Pero esta limpieza no debe de ser agresiva, pues lo que conseguiríamos sería el efecto contrario; la piel para defenderse de esa agresión sufrida produciría más grasa.

Este es un jabón muy suave, que mantiene la piel limpia sin ser agresivo.

Estos son sus ingredientes:
Hidrolato de té de Aragón (antiséptico, antiinflamatorio).
Hidrolato de romero (indicado para la piel grasa entre otras propiedades beneficiosas para la piel).
Jabón natural.
Extracto de bardana (propiedades antisépticas y antibacterianas).
Glicerina.
Aceite esencial de romero.
Goma xantana.
Conservantes: sorbato potásico y benzoato de sodio.

Aplicar sobre la piel del rostro previamente humedecido, en circulos, evitando la zona de los ojos. Retirar con agua tibia. Tratar de secar sin restregar la piel, dando pequeños toques con la toalla.

lunes, 17 de junio de 2013

Hidrolatos



Que es un hidrolato


Es una solución acuosa obtenida mediante la destilación por vapor de plantas. El vapor de agua, pasando a través de la planta, arrastra su aceite esencial y se lleva sus principios activos. De esta manera los hidrolatos conservan el aroma y las propiedades de las plantas.
Alambique


Los hidrolatos tienen un PH muy semejante al de nuestra piel, por eso son ideales para las pieles sensibles, infantiles, delicadas, con tendencia al desequilibrio y la irritación.
En general tienen acción refrescante, astringente, calmante, relajante, equilibran la circulación sanguínea. Además tienen propiedades específicas dependiendo de la planta utilizada para hacer el hidrolato.


Propiedades específicas de algunos hidrolatos

Hidrolato de romero
Antiséptico. Ideal para limpieza de las pieles grasas, acnéicas y mixtas. También esta indicado para pelo graso, caspa y caida del cabello.

Hidrolato de hierbabuena
Antiséptico, antiinflamatorio, analgésico suave, relajante, mejora la circulación sanguinea

Hidrolato de hammamelis
Astringente, ideal para cerrar poros dilatados. Idóneo para piles grasas y mixtas.

Hidrolato de lavanda
Cicatrizante. Regulador de las secreciones cutáneas, calmante, antiinflamatorio. Ideal para pieles mixtas y para después del sol.

Hidrolato de té de Aragón
Antiséptico, antiinflamatorio, antifúngico, hemostático.

Usos

Como limpiador facial cuando no hay maquillaje; elimina impurezas, exceso de grasa o toxinas.
Como tónico facial; los hidrolatos relajan la piel, cierran los poros y eliminan los posibles restos del producto limpiador utilizado.

En estos dos casos es muy práctico utilizar un recipiente con vaporizador. Aplicar en el rostro abundantemente y después secar con un disco desmaquillador sin frotar.

Como tónico capilar.

Como elixir bucal.

Para aromatizar la ropa o el ambiente.

 

martes, 21 de mayo de 2013

Crema de manos herbal






Es una crema espesa, que se absorbe muy bien y es fácil de extender.

Ingredientes:

Zumo de aloe vera.
Oleato de romero, lavanda, caléndula y ortiga blanca en aceite de oliva.
Aceite de jojoba.
Aceite de semilla de uva.
Aceite de arroz.
Aceite de avellanas.
Arcilla verde.
Aceite esencial de lavanda.
Aceite esencial de romero.
Aceite esencial de árbol del té.
Vitamina E.



Estas son las propiedades para la piel de los aceites y plantas utilizadas:

El zumo de aloe vera es regenerador de los tejidos, evita la pérdida de agua de la piel, elimina las células muertas, tiene acción antiinflamatoria, bactericida y fungicida.
La caléndula tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y calmantes.
El romero es antioxidante, estimulante de la circulación y regenerador celular.
La lavanda es cicatrizante y antiséptica.
La ortiga blanca también tiene propiedades antisépticas, elimina imperfecciones de la piel.
El aceite esencial del árbol de té tiene una acción regenerante de la piel, de oxigenación de las células, también tiene efectos antisépticos y antibacterianos.
El aceite de oliva tiene propiedades hidratantes, anti-envejecimiento, potencia el brillo, la suavidad y la elasticidad de la piel, también es calmante.
El Aceite de Jojoba actúa directamente contra el envejecimiento, hidrata las pieles secas, facilita los procesos de regeneración celular y aumenta tanto la elasticidad como la suavidad y firmeza de la piel.
Además de su alto contenido en ceramidas, también está presente en este aceite la vitamina E, que actúa como antioxidante y protege a la piel de los radicales libres.
El aceite de semilla de uva es antioxidante (contiene mucha vitamina E), ayuda a proteger el colágeno natural de la piel. Posee una textura ligera que penetra bien y no tapa los poros.
El aceite de arroz contiene gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, lo que lo convierte en un complejo antienvejecimiento, protege a la piel de las agresiones externas, promueve la microcirculación sanguínea. Es un aceite suave y de rápida absorción.
El aceite de avellanas es un aceite muy penetrante, que no deja sensación grasa, mejora la circulación sanguínea, ayuda a tonificar y estirar la piel, es regulador de las glándulas sebáceas (protege las pieles secas y también está indicado para el cuidado de la piel grasa).
La arcilla verde es purificante y antibacteriana. Contiene además gran cantidad de minerales.
La vitamina E es humectante, antioxidante (combate los radicales libres que dañan la piel). El uso tópico del aceite puede suavizar, aliviar y promover la curación.

sábado, 23 de marzo de 2013

Jabón de leche de cabra y miel II




El peso de cada pastilla es de unos 100 gramos.
Esta foto la hice al poco tiempo de hacer el jabón y ahora el color es algo más oscuro, tirando a canela.
Los ingredientes de este jabón son:
Leche de cabra, aceite de oliva, aceite de coco, manteca de cerdo, hidróxido de sodio, aceite de girasol, cera de abeja, manteca de karité, ácido esteárico, manteca de cacao, aceite de rosa mosqueta, fragancia de miel. Y miel, por supuesto. :)


La leche de cabra en su composición tiene abundantes lipoproteínas. Estas lipoproteínas ayudan al paso de los nutrientes y del agua a través de la membrana de las células epiteliales llevándolos dentro de las células de la propia piel (y no sólo ayudan al paso de los nutrientes que aporta la propia leche sino que también ayudan al resto de nutrientes que forman parte del jabón), esta es la razón por la cual se queda la piel tan suave después de usar los jabones de leche de cabra en vez de los jabones convencionales.
Esta propiedad la hace especialmente importante en pieles dañadas que tienen una fisiología y un metabolismo alterados, y una capacidad de nutrición, y por lo tanto de regeneración, menor.

La miel tiene propiedades antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir la flaccidez, las arrugas y las manchas. También es rica en enzimas y aminoácidos. Es antiséptica y antibacteriana.

jueves, 28 de febrero de 2013

Jabón de canela y naranja





De nuevo un jabón superhidratante, como a mí me gustan. Y con un olor delicioso :).
Los ingredientes de este jabón son:
Zumo de zanahoria, aceite de oliva, aceite de coco, manteca de cerdo, hidróxido de sodio, aceite de girasol, cera de abeja, manteca de karité, ácido esteárico, manteca de cacao, aceite de rosa mosqueta, aceite esencial de canela y aceite esencial de naranja, cacao en polvo, canela en polvo.

El color naranja se lo da el zumo de zanahoria y el marroncito el cacao en polvo.