jueves, 10 de marzo de 2011

Manteca de karité

La manteca de karité se extrae del fruto del tamaño de una nuez proveniente del árbol de karité (Vitellaria paradoxa), de origen africano, que puede llegar a alcanzar hasta los 15 metros de altura.



Esta manteca ha constituido una de las principales grasas de la dieta de las tribus de la zona, pues es comestible, y prácticamente el único producto cosmético de las mujeres africanas.
Tiene una composición muy compleja identificándose, entre otros componentes, ácidos grasos insaturados (omega 3, 6 y 9), vitamina F, esteroles y flavonoides.

La manteca de karité tiene muchas propiedades beneficiosas, entre las que podemos destacar las siguientes:
-Es hidratante y emoliente.
-Regeneradora celular con propiedades suavizantes y reestructurantes en arrugas y estrías.
-Posee propiedades cicatrizantes.
-Proporciona brillo, suavidad y fuerza al cabello, utilizado en champús o aplicado como mascarilla, 15 a 20 minutos antes de su lavado.
-Actúa como protector solar.
-Es un producto ideal para masaje terapéutico, formulaciones balsámicas, tratamiento de dolores articulares, y muchos otros usos ya que facilita la penetración de los aceites esenciales a través de la piel.

Por todas estas propiedades es muy valiosa para la composición de muchos productos cosméticos, como jabones, bálsamos de labios, cremas, etc,

No hay comentarios: